Primera División de Uruguay

No era querido, salió de Uruguay por la puerta de atrás ahora llegaría a Bolivia

Por Dante Sosa

No era querido, salió de Uruguay por la puerta de atrás ahora llegaría a Bolivia

Rodrigo Amaral vuelve a Bolivia porque un viejo conocido se lo lleva para su equipo a probar suerte una vez más

Síguenos enSíguenos en Google News

El jugador uruguayo ya estuvo en Bolivia en el equipo de The Strongest el año pasado a principio de año, luego pasó al fútbol argentino para jugar en CA Fénix equipo que milita la B Metropolitana, luego se fue a Fénix (uru) y termina en Plaza Colonia hasta que terminó el torneo y quedó libre. Con el pase a su poder fue consultado nuevamente desde el fútbol boliviano.

 

De el jugador que se habla es Rodrigo Amaral tiene 26 años y aún puede seguir demostrando que su fútbol es bueno, con una exquisita pegada que tantos goles dejo recordados cuando arrancó a jugar en Nacional. Su salida se da nuevamente al fútbol boliviano, es que el cuadro que lo busca tiene un entrenador que lo conoce muy bien y sabe lo que le puede dar Amaral.

Cristian Díaz es entrenador de Jorge Wilstermann y quiere al enganche para su plantilla en esta nueva temporada y lo va a conseguir ya que el jugador esta libre y con ganas de seguir jugando para tener más rodaje. La revancha la quiere tener para demostrar la calidad de jugador que es, teniendo las características de un diez como los tiempos de antes.

El equipo boliviano no viene en una buena situación deportiva, se encuentran en el puesto catorce a falta de dieciocho fechas para que finalice el torneo, si bien falta muchísimo para que termine, es momento de actualizar y reforzar algunas zonas las cuales el equipo está flojo y necesita ese recambio de jugadores.

 

¿Cómo esta Amaral actualmente?

En el campeonato uruguayo disputó pocos partidos, solamente jugó siete encuentros y anotó un solo gol fue el 11 de marzo en la victoria de su equipo Plaza Colonia ante Montevideo Wanderers después de ahí no anotó más y su rendimiento fue regular. En Bolivia tuvo buenas actuaciones pero su conducta fue lo que le termino jugando una mala pasada, ahora tendrá la revancha de revertir esa mala imagen y demostrar que es un verdadero jugador, más maduro y con ganas de darle muchas alegrías a Jorge Wilstermann en estos partidos que le quedan al Club.


Más noticias