Selección de Uruguay

De City Park hasta Paris, Manuel Ugarte confiesa todo su amor por Uruguay

Por Dante Sosa

De City Park hasta Paris, Manuel Ugarte confiesa todo su amor por Uruguay

El actual jugador del PSG habló sobre sus inicios en el fútbol en nuestro país.

Síguenos enSíguenos en Google News

En estos momentos, Manuel Ugarte es una de las grandes figuras del fútbol uruguayo. El volante que milita en el Paris Saint Germain conversaría de muchas cosas y se refirió a los que fueron sus inicios jugando al baby fútbol y su importancia para poder desarrollar su carrera, sobre qué es la garra charrúa y sobre el crecimiento profesional que ha tenido durante estos años.

El jugador de 23 años sería entrevistado por el canal del club parisino donde se remontaría a los inicios en el fútbol infantil: “El baby fútbol se practica todos los fines de semana. En Uruguay cada 100 metros hay una cancha de fútbol; cada 100 metros hay una cancha de fútbol; y la mayoría de los futbolistas uruguayos de la elite jugaron en él”.

Yo empecé en City Park con seis, siete años. Nos habíamos mudado y mi padre no quería que estuviéramos mucho tiempo encerrados en casa, entonces nos puso en ese equipo, un club hermoso, de barrio. Una característica de City Park y del baby fútbol en Uruguay es la competencia; con seis años ya estás compitiendo y eso creo que también en parte es importante para que Uruguay saque tantos jugadores”, analizó Ugarte.

Además, Manuel comentaría sobre un aspecto muy importante en su vida, el apoyo familiar: “Mi padre me llevó a todos los entrenamientos desde niño; me llevaba, se quedaba y me traía a casa. Eso siempre se lo voy a agradecer. Cuando estoy feliz, siempre está al lado mío; y cuando estoy mal, me levanta y me dice ‘vamo’ arriba’ y se pone a caminar al lado mío. Trato de copiarle la fuerza y las ganas que él tiene”.

Garra charrúa

Finalmente, Ugarte hablaría sobre el carácter del futbolista uruguayo: sobre el carácter de los futbolistas surgidos en nuestro país: “Históricamente Uruguay siempre se caracterizó por la garra charrúa, que es el hambre y el dejar todo o un poco más. Uruguay siempre tuvo mucha calidad, pero justamente con espíritu y alma logró ganar muchas cosas”.

“Es con la misma pasión con la que sigo jugando hoy en día, porque eso no se pierde, jugás en cualquier campo y con las ganas y el espíritu”, explicó e iría más allá diciendo: “En realidad es un poco lo que tiene este deporte, jugar con pasión. A todos los que nos gusta el fútbol jugamos en donde sea y contra quien sea con la misma pasión”.

Desde que salí de Uruguay, cada vez me doy más cuenta de lo hermoso que es mi país, de lo linda que es la gente que vive en Uruguay. Eso siempre lo tengo presente y sé también que lo represento. Estoy muy orgulloso de ser uruguayo”, cerró.


Más noticias